Quieren traer un iceberg a España desde el Ártico para concienciar sobre el cambio climático

Compartir esta noticia:

El renombrado explorador malagueño, Manuel Calvo, se embarca el 12 de julio de 2023 en su octava expedición hacia el Polo Norte junto a cinco jóvenes que han ganado su batalla contra el cáncer. El objetivo es concienciar al mundo sobre el acelerado cambio climático que amenaza la existencia de los glaciares.

Manuel Calvo es conocido por su espíritu aventurero, su pasión por los perros y su incansable dedicación a la protección del medio ambiente. En esta campaña que se ha bautizado como “Operación Iceberg”, Calvo, junto a los cinco jóvenes, pretenden traer un fragmento de glaciar desde Groenlandia hasta España.

La importancia del hielo en Groenlandia no puede ser subestimada, ya que constituye la base y el sustrato de todo el ecosistema de la región. Sin él, las casas quedarían sobre un suelo movedizo y todo lo que conocemos desaparecería. Numerosas especies animales se verán condenadas a la extinción. Nosotros, como seres humanos, somos los principales responsables de este desastre global, y debemos cambiar radicalmente nuestra actitud hacia el medioambiente.

La expedición durará 16 días en los que Calvo y los cinco jóvenes de entre 14 y 16 años recorrerán 300 km para convertirse en embajadores del clima culminando la tarea de traer el iceberg a España. Además, el equipo incluirá a los propios hijos de Calvo, quienes han heredado el espíritu aventurero de su padre y conocen los secretos de la montaña. También contarán con un equipo de expertos en video que narrarán y documentará toda la aventura.

Aunque la expedición tendrá un impacto ambiental significativo al traer el fragmento de iceberg desde el Polo Norte, se tomarán medidas para compensarlo. El equipo procederá a reforestar una parte del planeta para equilibrar la huella de carbono generada por esta hazaña. Esta iniciativa demuestra el compromiso de Calvo y su equipo con la protección y conservación del medio ambiente.

Detrás de esta extraordinaria misión se encuentra la Fundación Dingonatura y su presidenta, Ana Chinarro. La razón que llevó a Manuel Calvo a emprender este viaje al Ártico fue el MaratónDog, una asociación que fundó en 2015 con el objetivo de fomentar la tenencia responsable de mascotas, promover la historia y la cultura del perro y concienciar sobre el respeto al medio ambiente. Calvo considera que el perro ha desempeñado un papel fundamental en la evolución de los habitantes de Groenlandia, los Inuit, con quienes cazaban y pescaban en trineo. En su primera expedición, Calvo recreó esta simbiosis utilizando 16 perros que lo llevaron en trineo por el hielo ártico.

En las seis expediciones posteriores a la primera en 2015, Calvo continuó su investigación sobre los perros de Groenlandia y su relación con el cambio climático. En colaboración con la Universidad de Málaga, trajo muestras biológicas de los perros autóctonos, especialmente el perro de Tule, que comparte más genes con el lobo que cualquier otra población de perros. Además, en una expedición posterior, Calvo llevó a un grupo de jóvenes premiados en un concurso literario sobre la tenencia responsable de mascotas, organizado por la Junta de Andalucía, para mostrarles de cerca la importancia de cuidar del medio ambiente.

El incansable espíritu de Manuel Calvo también lo llevó a realizar un desafiante viaje desde Groenlandia hasta Canadá en un trineo tradicional Inuit tirado por 12 perros. Durante el recorrido de 450 km sobre el hielo, los perros le salvaron la vida cuando se rompió el hielo. En otra ocasión Calvo viajo con sus dos perros desde España y juntos sobrevivieron a una gran tormenta. En la sexta expedición en 2020, Calvo rindió homenaje al famoso divulgador Felix Rodríguez de la Fuente, quien ya había advertido sobre la importancia de conservar al Alaska malamute. Desafortunadamente, esta raza ha desaparecido prácticamente de Alaska, siendo reemplazada por motos en los desplazamientos. Los perros que aún quedan son cruces (Alaskanos).

En su séptima expedición en 2021, Calvo viajó junto a ocho andaluces que habían superado el cáncer, brindándoles una experiencia única y un símbolo de esperanza. Ahora, en 2023, Calvo se prepara para su octava expedición, en la que pretende comprobar el estado de los glaciares junto a cinco jóvenes que también han superado el cáncer. Su regreso está programado para el 29 de julio, después de 16 días de recorrido. ¿Lograrán traer el iceberg consigo y cumplir su objetivo de concienciar al mundo sobre la importancia de la protección del medio ambiente?

La Operación Iceberg de Manuel Calvo representa un esfuerzo extraordinario en la lucha contra el cambio climático. A través de sus expediciones y el valioso trabajo de la Fundación Dingonatura, Calvo ha dejado claro que todos debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad y trabajar juntos para preservar nuestro planeta para las futuras generaciones. Con su determinación y dedicación, Calvo y su equipo continúan inspirando a otros a unirse en esta importante causa y marcar la diferencia en el mundo.

Compartir esta noticia: